Beata Michel Grillo

Teresa Grillo nace el 25 de septiembre de 1855 en Spinetta Marengo. Una muchacha de buena familia: hija del director del hospital de la ciudad, estudia en el Colegio de las Damas Inglesas y se casa pronto (a los 22 años) con el Capitán de los Bersaglieri Giovanni Battista Michel.

Después de 14 años de una serena vida conyugal (entristecida solamente por la imposibilidad de tener hijos), la vida de Teresa viene perturbada a los pocos meses, por la muerte y con breve distancia de tiempo, por su madre y su marido.

El la oración y el encuentro con los pobres nace en teresa un nuevo sentimiento: formar una familia con los hermanos más pequeños del Señor: los que sufren, los pobres.  Su casa se abre a los niños abandonados, que se convierten en sus “hijos”, sus bienes y joyas son vendidos para sostener la nueva familia. Muchos no comprenden la elección de Teresa, sin embargo algunas amigas se unes a ella. En 1893 abre el “Pequeño Refugio de la Divina Providencia” y en 1899, con la aprobación del Obispo de Alessandria, nace la Congregación de las “Pequeñas Hermanas de la Divina Providencia”, con el carisma: “Abandono a la Divina Providencia al servicio de los más necesitados”.

La vida de Teresa es larga y fecunda. El Señor le da cien veces más hijos de los que había podido tener: son los pobres a los que la Madre abre las puertas del corazón y de las casas que va abriendo por el mundo.

De hecho, al inicio del nuevo siglo, el 13 de junio de 1900, las Pequeñas Hermanas llegan a Brasil, donde abren una casa para niños. Muchas otras seguirán. Entran a formar parte de la familia de Teresa: enfermos, minusválidos, ancianos abandonados.

Cuando Madre Teresa, a la edad de 89 años, se apaga serenamente, la Congregación sigue difundiendo el carisma y se extiende por el mundo, actualmente en Italia, Brasil, Argentina, India y Polonia.

© Copyright 2016 - 2019 . Sitio web desarrollado con tecnología de Easy Sitios Web por Nubix.com.ar